miércoles, 13 de diciembre de 2017

Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus temores en monólogos. Se despertaba con angustia y calmarlo era imposible pues su mente seguía corriendo como una película más de suspenso que de terror.  Así los recuerdos se disparan al menor indicio  de aquel aterrador momento y la incertidumbre de su inminente repetición. Los neurólogos y psiquiatras coinciden en que estos hechos se graban en el circuito nervioso, específicamente en la amígdala. Pero yo digo que se graban en el alma.

Esto no es la descripción de un momento traumático de un soldado.  No. Es la historia de un niño con autismo a quien le aplicaron una técnica de disciplina aversiva, cruel e irrespetuosa. Estos niños a los que la literatura científica se empecina en catalogar como seres insensibles al mundo real,  sienten más que tu o que yo.

En un mundo donde la persona con autismo no sabe cómo interpretar emociones y además las personas son difícilmente predecibles, que alguien los maltrate en cualquiera de las formas, genera una huella profunda de desconfianza no solo hacia su agresor sino hacia cualquier ser humano.  El mundo social se convierte en un lugar peligroso,  donde la gente es una amenaza potencial e infortunadamente esa percepción puede durar toda la vida. Es de aclarar que habrán eventos fortuitos que sin intención le ocasionan a la persona un trauma profundo como extraviarse o un accidente.  Pero este artículo tiene más sesgo personal y por lo tanto lo encamino a eventos calculados que generan esos traumas.

Qué detona todo esto? La sensación de impotencia,  la pérdida de control llevándolos a paralizarse y evitar oponerse ante el poder de su agresor. Tantos procedimientos y terapias que recurren a la agresión para que obedezcan, el amedrentamiento para imponer autoridad. No todo el que se llame profesional lo es éticamente.  Hay que tener cuidado con eso.

Se han visto eventos de maltrato no comunicados pero no siempre es por que no lo sepan comunicar, ni porque no entiendan o no sientan,  sino porque la descarga brutal de hormonas del  estrés es tan alta que pueden ignorar el dolor e incluso pensar que así es como se les debe tratar. Se resignan. De allí la importancia de siempre recalcarles,  grabarles en sus mentes: “Mereces respeto y nadie debe agredirte ni física ni verbalmente”.

Pueden replegarse en sí mismos y desconectarse del resto del mundo haciendo más profundo su autismo. El cerebro queda tan vulnerable que toda experiencia negativa por más mínima que esta sea termina dejando una huella traumática. Lo que los hace intolerantes al estrés cotidiano.  En palabras de Daniel Goleman el cerebro se torna como un automóvil siempre en cuarta velocidad.

Sumando a todo esto su poderosa sensorialidad y la capacidad de asociar imágenes a recuerdos… todo se potencia. Un olor puede detonar un terror,  un sonido un recuerdo, una imagen volver a llevar al momento del suceso. Ni que hablar de la empatía que sienten por otros chicos que son maltratados. Quien mejor que una persona con autismo para ponerse en el lugar de otra con la misma condición. ¿Esto no pone a tambalear las hipótesis sobre teoría de la mente y falta de empatía?

Por experiencia les digo: Es muy difícil recuperar a un niño o joven con autismo de un evento traumático.  Esa memoria que en principio es un atributo  resulta ser lo peor en estos casos. NO OLVIDAN!! He notado a mi hijo Sebastián en medio del silencio de la noche repetir: “te golpeaste la cabeza” y empezamos una conversación casi detectivesca de cuándo,  cómo y dónde. Y alcanzo a descifrar un evento sucedido hace muchos años en el patio de recreo cuando estaba en kinder. Hace diez años!!

Cómo lo superan? Hablando del hecho. Algunos lo podrán conversar,  otros,  como mi hijo, dirán palabras inconexas pero con un mensaje implícito que habrá de descifrarse. Pero sí tienes un hijo no verbal y entra en llanto repentino sin razón justificable,  puede ser uno de esos recuerdos que duelen y lo único que puede hacerse es abrazar y decirle “aquí estoy,  ahora todo está bien.”

Como madre no quisieras ningún recuerdo feo en esas mentecitas frágiles y sensibles,  pero el mundo a veces es cruel e inevitablemente en algún momento de la vida surgirá un suceso poco agradable y por eso recopilé algunos consejos escuchado de otras mamás -mis sabias consejeras- para enfrentar eso que los profesionales llaman estrés postraumático.

Dibujar. Primero es un medio para manifestar angustias y miedos y segundo libera todo lo que no pueden traducir en palabras.

Estrategias de relajación. Yoga, mindfullness,  respiración, aromaterapia, caminatas por el bosque, etc. Todo aquello que pueda liberarlo de un estrés que parece ser parte del autismo. No lo conviertan en algo complejo; con mi hijo funciona respirar profundo y caminar.

Deportes. Pero uno en especial,  el karate o el taekwondo que les de cierto tipo de control y de seguridad.

Contar sus temores. Allí habrá de hacerse uso de la creatividad.  Desde las representaciones teatrales,  hasta los juegos de rol pueden ser caminos sencillos donde puedan exteriorizar todos esos recuerdos tormentosos.  No sacar a la luz esos traumas es alimentarlos con el silencio.

Creerles. Nunca permitan que alguien les haga dudar de sus hijos con justificaciones como inventos, mentiras o un sesgo autista.  no olviden que una persona con T.E.A no miente y menos crea historias de la nada. Tampoco se dejen creer del argumento “es una ecolalia,  está repitiendo lo que oyó de otro compañero” No les sugiero que se vuelvan paranóicos,  pero sí que desconfíen.

Exponerlos a situaciones agradables.  Considero que es el antídoto a cualquier trauma,  un evento aterrador no sobrevive tan fácilmente sí el contexto es de apoyo y momentos memorablemente felices.

Como conclusión.

  • Muy vigilantes con las involuciones,  recaer en estereotipias,  insomnio y angustia constante, porque aunque parezcan síntomas del autismo puede enmascarar un miedo o angustia generados por una situación de maltrato o negligencia.

  • Reaprender y desaprender es posible sí les enseñamos a tener control sobre sus emociones y a saber que pueden estallar pero no quedarse en ese estado mucho tiempo.

No subestimemos ni dejemos que el autismo y todas sus características enmascaren un estrés postraumático.  Recordemos que las personas con autismo tienen una gran dificultad de interpretación pero sobre todo de exteriorización de sus sentimientos. Pero siempre,  y contando con el apoyo oportuno,  se podrá reentrenar el cerebro y reparar el alma del inevitable dolor que puede ocasionar un mundo bastante hostil.

No olviden. Nuestros hijos son más fuertes de lo que creemos o imaginamos y somos los únicos en quienes confían.

Fuente; https://angelaco.wordpress.com/2017/12/08/estres-postraumatico-en-personas-con-autismo-cuando-los-recuerdos-duelen/

La increíble amistad de Bella y George, el canino que le cambió la vida

Bella Burton, tiene once años y nació con el Síndrome de Morton, una rara enfermedad que padecen 3000 personas en el mundo (Facebook Bella)
Cuando tuvo la oportunidad de conocer a George, le cambió la calidad de vida notablemente (Facebook Bella)
Desde ese entonces, George no se separo de Bella y la acompaña en todos sus tratamientos y rehabilitaciones (Facebook Bella)
Bella es una pequeña de once años que nació con un extraño padecimiento, el Síndrome de Morton, sus padres encontraron a George como una solución a los problemas de la menor
Cómo le cambió la vida
Bella Burton es una niña oriunda de Estados Unidos que, con 11 años y sólo 19 kilos, intenta atravesar su infancia de la mejor manera junto con su gran compañero, su perro George.

Bella nació con el Síndrome de Morquio, un trastorno genético que no le permite movilizarse adecuadamente ya que este padecimiento ataca directamente a los huesos.

Esta enfermedad no tiene cura, pero sin embargo, la niña mejoró notablemente desde que conoció a George, un Gran Danés de 60 kilos que la asiste para que Bella pueda movilizarse y caminar hacia donde desea. Cuando la niña estaba atravesando sus primeros años de vida, los médicos le aseguraron a su madre que no iba a poder usar ni muletas ya que debería estar postrada toda su vida
Fue así que los padres pudieron encontrar una alternativa y así mejorar la vida de la joven para que pueda movilizarse por sus propios medios. Hoy George es uno más de su familia.

A partir que este perro de servicio encontró a su nueva dueña, la menor dejo paulatinamente las muletas y la calidad de vida fue mejorando considerablemente.

Esta rara enfermedad la padecen sólo 3 mil personas en el mundo y es causada por el mal funcionamiento de enzimas que ayudan a que se construyan los huesos, cartílagos y tendones.
En el año 2015, el can ganó el premio AKC Humane Fund Award for Canine Excellence, gracias a su constante colaboración con la niña y su rotundo cambio de vida.


La menor posee una página de Facebook en donde va contando las experiencias que atraviesa todos los mañanas junto con su perro, que la acompaña de manera fiel a todas las rehabilitaciones a las que la menor se somete cada dos meses.

El esfuerzo da sus frutos: la maravillosa historia del maestro pastelero tucumano con síndrome de Down

Un sueño cumplido: Rodrigo Villagra, un pastelero apasionado (Facebook Chody Bom)
Rodrigo trabaja de pastelero y crea bombones. Estudió un año en la Escuela Gastronómica Patagónica de Tucumán (Facebook Chody Bom)
Hoy trabaja más para comprar máquinas y tecnología, y así ampliar su producción de bombones y chocolates
Chocolate blanco, negro y huevos de Pascua, algunas de sus exquisiteces personalizadas.  (Facebook Chody Bom)
Su nombre es Rodrigo Villagra. Es un joven tucumano con síndrome de Down y para él los obstáculos no existen. Fundó junto a su familia un emprendimiento de repostería y bombonería en el que trabaja. Infobae dialogó largamente con su madre, quien lo acompaña con mucho amor en esta aventura con gusto a chocolate. Una historia de vida entrañable
Mientras Rodrigo estudiaba en el secundario, un amigo le nombró la palabra "repostería", y allí quedó encapsulado su deseo de futuro: convertirse algún día en un verdadero profesional entre masas y aromas deliciosos. Hoy, a los 22 años, este oriundo de Yerba Buena, provincia de Tucumán, logró su sueño con un doble mérito: la dedicación y el talento que volcó en la Escuela Gastronómica Patagónica, y su deseo de superación en su condición de ser un joven con síndrome de Down.  El año pasado su emprendimiento Chody Bom se conoció entre muchos vecinos tucumanos como un clásico para comprar buen chocolate.
"Rodrigo cursó los estudios de repostería durante un año y medio como cualquier otro alumno convencional. Incluso rindió la tesis final. Su trabajo se centró en la repostería francesa, para lo que también tuvo que estudiar algunos aspectos básicos del lenguaje. El día que le entregaron el título fue una alegría inmensa para todos, ya que se trataba de un logro personal y del comienzo de un largo camino como profesional",
Como su proyecto Chody Bom se inició en vísperas de las Pascuas del año 2016, los huevos de chocolate rellenos de bombones finamente elaborados se convirtieron en el éxito de Yerba Buena. Hoy, Rodrigo dedica gran parte de sus tardes a los pedidos de clientes golosos, y gracias a la calidad de sus productos, gusto y diseño logra increíbles combinaciones de sabor .
Rodrigo para aumentar sus ingresos y poder financiar su "sueño repostero" se desempeña además todas las mañanas en un depósito del Grupo Autopartes, donde es muy valorado por su trabajo y querido por los lugareños. Necesita ahora reunir alrededor de USD 5 mil dólares para invertir en maquinaria y tecnología y ampliar así su producción de bombones y chocolates.
"Él se siente bien e importante, entre sus objetivos figura siempre ayudar a los demás. Su mayor sueño es llegar a tener su local propio y, por qué no, su propia franquicia, donde pueda ser él quien brinde trabajo a aquellos que más lo necesitan"
"El paso que sigue es la compra de la maquinaria adecuada para poder realizar los pedidos de manera más rápida y con menor margen de error. Preparamos juntos una línea de tiempo con un presupuesto determinado para poder lograr el objetivo", aseguró su mamá Liliana.
Se estima que en una tarde de máxima producción se puede producir hasta un kilogramo de bombones. Con el equipamiento adecuado, se podría llegar a una partida de hasta 20 kg de deliciosos chocolates para la venta. Pero cuando el sueño es grande, nada ni nadie lo detiene. Y este es el ejemplo de Rodrigo, que pese a que el mundo le diga que no puede, él sabe que con amor, dedicación y esfuerzo no existen barreras que impidan alcanzar los objetivos planteados.
"Rodrigo tiene un abanico de posibilidades y es capaz de hacer mil cosas. Nuestra intención es demostrar que se puede. Nosotros como familia con Rodri a la cabeza, empezamos de abajo. Él se siente hoy en día muy feliz como también útil e importante.  Realmente hoy creo que uno aprende mucho de sus hijos, quienes terminan dando el ejemplo", concluyó Liliana.
La  Fundación Iberoamericana Down 21 recogió una serie de características  de personas con síndrome de Down que los convierten en seres únicos a la hora de considerar sus cualidades laborales. Se trata de individuos constantes, tenaces, puntuales y responsables, que acostumbran a realizar las tareas con cuidado y perfección.


Además son poco inhibidos y tienen una mayor tendencia a expresar su afecto. Rodrigo es, sin duda, un ejemplo claro de estas maravillosas y múltiples cualidades.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Alumnos de 6º grado desarrollaron juegos didácticos para chicos ciegos

Solidarios. En el centro de la imagen está  Ignacio Brito (12)

Son de la escuela Báez, en Las Heras. Adaptaron al Braille un circuito de casilleros y crearon un videojuego sobre la gesta libertadora. Lo hicieron para poder incluir a Nacho, que no ve.
¿cómo va a jugar Nacho?". Esa fue la pregunta que se hicieron hace unos meses los alumnos de sexto grado de la escuela Ricardo Báez, en Las Heras, que los llevaría a destacarse por sus actitudes inclusivas y humanitarias. La preocupación radicaba en cómo lograr que Ignacio Brito (12), que es ciego, participara en el Gran Juego San Martín, inspirado en el bicentenario del cruce de los Andes.
Para ello aprendieron Braille, modificaron el juego a través de este sistema y hasta se animaron a crear, en las horas de Informática, un videojuego adaptado. Hoy, gracias a este proyecto, son uno de los 48 representantes que tendrá Mendoza en la instancia nacional de la Feria de Ciencias, Artes, Tecnología y Deportes que se realizará en Tecnópolis, Buenos Aires.

Cómo surgió

La primera premisa que estos chicos de entre 10 y 11 años siguieron fue la de volcar en las clases de Plástica todo lo que venían estudiando acerca de la gesta sanmartiniana a 200 años del cruce y alentados por vivir en Las Heras, sitio crucial para la hazaña.
Así, divididos en grupos según temáticas en torno a toda la vida de San Martín, crearon maquetas que se unieron en un gran juego, al estilo de la oca, de casi 5 metros de largo y con 89 casilleros, para desafiarse entre los jugadores a ver cuánto sabían de lo aprendido.
"Fue a partir de ahí que surgió la hipótesis de trabajo, porque Nacho no iba a poder leer las consignas. Ahí mismo decidieron que debían adaptarlo", comentó Ariel Merlo (37), profesor de Lengua y Ciencias Naturales y coordinador del proyecto.
Para lograr la adaptación, cuatro de sus alumnos aprendieron Braille junto con la profesora integradora de Ignacio, que cursa el séptimo grado –es un año más grande que ellos– y con quien comparten recreos y otras actividades. Con él fue que estos niños, que a su vez le fueron enseñando a sus compañeros de qué se trataba el sistema, estuvieron un mes modificando las partes del juego a través de una máquina de escribir Braille y del método más artesanal, a través de la tabla y el punzón.
"Era tan novedoso que se fueron sumando todos y se fueron enseñando entre ellos cómo hacerlo. En general siempre fue un grupo muy interesado en el tema de la inclusión, ya que desde tercer grado saben lenguaje de señas", agregó este docente acerca de los casi 60 alumnos de 6º grado que tiene esta escuela pública entre las dos secciones.
Cuando ya se encontraron con el juego debidamente adaptado para que Nacho participara, se les ocurrió darle la forma de proyecto científico, aprovechando la invitación a participar en una nueva edición de la Feria de Ciencias, Artes, Tecnología y Deportes. Para eso aprovecharon que uno de los niños tenía conocimientos más avanzados sobre TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y, con la ayuda del profesor de Informática crearon un videojuego para ciegos.
Así surgió Jugando con San Martín, grabado con sus propias voces, que permite, a través de comandos, a aquellos con algún tipo de dificultad visual seguir las indicaciones y resolver preguntas.
Ahora la oferta se amplió y ya crearon otro juego para la computadora (una ruleta y uno de encastre de piezas,) también para ciegos.
Con este material se presentaron en la instancia institucional de la feria, logrando el primer puesto. Esto les permitió llegar hasta la etapa departamental –también la ganaron–, para luego presentarse en la provincial, que también los premió y eligió como uno de los 48 proyectos de Mendoza que se van a medir con los mejores del país en la instancia nacional, que se desarrollará en Tecnópolis.
Para estos clasificatorios todos tuvieron distintas labores y varios docentescolaboraron, pero fueron representados por dos duplas, conformadas una por Daniel Iturra y Giuliana Ceruel, y la otra por Jesús Oliveri y Andrés Pollicino.
A pesar de que en Buenos Aires serán sólo dos los expositores, estos 4 chicos viajarán a Buenos Aires, acompañados también de Brito.
"Nunca los había visto tan felices, al igual que a Nacho. Más allá de que es un juego hecho de forma humilde, ellos han crecido muchísimo desde lo humanitario. Ya están pensando en cómo ayudar a unos niños de prejardín que tienen problemas motrices", agregó Merlo.

Joven Down, campeona de gimnasia y modelo



Niña con síndrome de Down demuestra que los médicos están equivocados, se convierte en campeona de gimnasta y modelo


16 de noviembre de 2017 (LifeSiteNews) - Los médicos dijeron que Chelsea Werner siempre tendría un tono muscular bajo porque nació con síndrome de Down. Pero es una gimnasta que ha ganado el campeonato nacional de Olimpiadas Especiales cuatro veces y ahora compite con USA Gymnastics, ella ha demostrado totalmente que están equivocados.

Un nuevo video de Facebook de la página "El poder de la positividad" destaca los éxitos atléticos del Chelsea y algunas de sus mejores maniobras gimnásticas. Chelsea se ha ganado el título "WORLD" en el Campeonato Mundial de Síndrome de Down y ha viajado por todo el mundo.


Chelsea también es una modelo que ha participado en la Semana de la Moda de Nueva York y en la Semana de la Moda de Los Ángeles.


Ella tiene más de 100,000 seguidores de Instagram y ha aparecido en la revista SELF y en USA Today.


Siga su página de Facebook aquí para ver fotos y videos de esta inspiradora joven. Al igual que Madeline Stuart, está rompiendo estereotipos sobre las personas con síndrome de Down al seguir sus sueños y no dejar que nada se interponga en el camino.

Tuvo mellizos, uno nació con síndrome de Down, un médico le preguntó si quería darlo en adopción y ella no dudó

Facebook: Louise Charlotte Johnson
Facebook: Louise Charlotte Johnson
Facebook: Louise Charlotte Johnson
Facebook: Louise Charlotte Johnson
Luise Johnson decidió contar su historia con el objetivo de concientizar sobre el trastorno genético

 Louise Johnson, de Telford, en Reino Unido, dio a luz a dos niños mellizos en el año 2011. Tras el parto, la mujer sufrió una doble conmoción: los niños llegaron con apenas 34 semanas de embarazo y, mientras que Thomas nació sano, Jacob lo hizo con Síndrome de Down.
Pero no sólo eso. Cuando Johnson aún no se había recuperado completamente de los dolores del parto, en el Hospital Shrewsbury fue consultada sobre si le interesaba dejar a Jacob en adopción con los servicios sociales, informó el Daily Mail.
"Cuando me preguntaron por primera vez si aún quería llevarlo a casa, me tomó un minuto registrar lo que me estaban pidiendo. Estaba aturdida… jamás se me había pasado por la cabeza ni por un segundo que alguno de mis dos mellizos no vuelva a casa", dijo Johnson al diario británico The Sun.
"Cuando los miro, lo único que veo son dos hermosos niños pequeños que se adoran entre sí y a su familia", agregó.
Ahora ha decidido contar su historia con el objetivo de concientizar sobre el Síndrome de Down, explicando que se siente bendecida de tener a ambos niños juntos, y que está particularmente preocupada porque una mayor y más temprana detección de la enfermedad pueda conducir a tasas de aborto y de entrega en adopción más altas.
Según ella, ante su sorpresa, el personal del hospital le contó que era común que algunos niños Down se quedan con los servicios sociales. El médico, por su parte, debió disculparse por preguntarle si quería entregar a Jacob.
Cinco años después del nacimiento, relató la mujer, el pequeño Thomas cuida de su hermano y lo ayuda con cada paso que da en su vida.

Las posibilidades de que sólo uno de dos gemelos nazca con Síndrome de Down son de aproximadamente una en un millón.

En su página de Facebook, Johnson escribió: "Tener un hijo que tiene el síndrome de Down, es tener un niño exactamente como tú y como yo (…) Nadie debería tener miedo".

viernes, 1 de diciembre de 2017

Empatía, tolerancia y solidaridad: tres actitudes positivas que inspira la campaña #MePongoEnTuLugar

Beto Casella participa para fortalecer actitudes positivas como la empatía, la tolerancia y la solidaridad entre todos los miembros de la sociedad#MePongoEnTuLugar sale a la calle para que todos puedan experimentar las restricciones que las personas con discapacidad y su grupo familiar enfrentan en su vida cotidiana
La iniciativa abre la Semana de la Discapacidad y anticipa el Día de las Personas con Discapacidad que el 3 de diciembre se celebra en la Argentina y el mundo

Maru Botana también se pone en el lugar de personas con diversas discapacidades
En la Semana de la Discapacidad, esta iniciativa invita a la gente a ponerse en el lugar del otro para vivenciar las limitaciones que las personas con discapacidad enfrentan en su vida cotidiana. Cómo y dónde participar
Quienes pasen entre hoy y mañana por las terminales de micros y trenes de Retiro, y el jueves por la de Constitución, serán invitados a caminar con los ojos vendados para comprobar las limitaciones que tiene una persona que no ve, o a moverse en silla de ruedas para vivenciar las barreras que entorpecen la circulación en la ciudad. También a participar de acciones para comprobar si el anuncio de la salida del micro de la estación puede ser oído por quienes tienen disminución auditiva o registrar qué ayuda recibe para comunicarse alguien que no puede hablar.

La campaña #MePongoEnTuLugar sale a la calle para que todos puedan experimentar las restricciones que las personas con discapacidad y su grupo familiar enfrentan en su vida cotidiana. La iniciativa abre la Semana de la Discapacidad y anticipa el Día de las Personas con Discapacidad que el 3 de diciembre se celebra en la Argentina y el mundo.

Organizada por el Servicio Nacional de Rehabilitación (SNR) en el marco del Plan Nacional de Discapacidad, la campaña de bien público busca, de esta manera, sensibilizar y concientizar a chicos, adolescentes y adultos con y sin discapacidad sobre los temas y problemáticas relacionados a la discapacidad.
"Queremos lograr que cualquiera –de manera libre y con voluntad de hacerlo– pueda vivenciar las distintas barreras con las que a diario se encuentran las personas con discapacidad y su grupo familiar directo", explicó a Infobae Vanesa Díaz, directora nacional del SNR.

La funcionaria aseguró que estas vivencias facilitan y fortalecen actitudes positivas como la empatía, la tolerancia y la solidaridad entre todos los miembros de la sociedad. "Desde el lugar de cada uno, la idea es crear cada vez más espacios de inclusión para comprender y asimilar al otro desde su propia realidad y ponerse en su situación", enfatizó Díaz.

La tarea es más ambiciosa aún porque también se intenta transformar el cúmulo de percepciones inadecuadas sobre la temática y, al mismo tiempo, reflexionar sobre la ayuda y el trato apropiado que deben recibir las personas con discapacidad.
"La sociedad pide mejoras necesarias en cuestión de accesibilidad, pero no siempre los ciudadanos responden con acciones acordes para alcanzar esos objetivos", apuntó Díaz y citó el ejemplo del estacionamiento que obstruye rampas para discapacitados, una de las infracciones más denunciadas en la Ciudad de Buenos Aires y que ahora tendrá multas más caras.

"Hasta que no vivimos lo que siente una persona con discapacidad, nos cuesta entender que este mundo no está totalmente preparado para ellos", insistió Díaz.

La invitación a ponerse en el lugar del otro se inició a principios de año en el predio del SNR, en Ramsay 2250, Capital, con la participación de grupos escolares en talleres, juegos y hasta partidos de básquet en silla de ruedas. "Ahora sale a la vía pública y, en base a la experiencia realizada, iremos puliendo la propuesta para seguir con el mensaje a la sociedad", adelantó Díaz.
La campaña tiene fuerte presencia en las redes sociales a través de fotos de periodistas, políticos y famosos que se suman a la propuesta con el cartel #MePongoEnTuLugar. Entre otros aparecen la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Discapacidad, Javier Ureta Sáenz Peña, la conductora y cocinera Maru Botana, y el conductor y periodista Beto Casella.

Más actividades

El domingo 3 de diciembre, a las 9, en Avenida de los Italianos y Macacha Güemes, Costanera Sur, se realizará la Segunda Edición de la "Carrera de Todos", organizada por la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS) del Gobierno porteño. La inscripción fue un éxito y ya se cerró el cupo.

El viernes 1 de diciembre, junto con el equipo del Plan Nacional de Discapacidad, se presentará un corto audiovisual, llamado "IAN", realizado por la productora "Mundo Loco" del cineasta Juan José Campanella y la Fundación para la Gestión del Conocimiento en Enfermedades Neurológicas y Motrices no Evolutivas (GECENYM). Y hasta el viernes 8, en toda la red de subtes de la Ciudad, a través de SubTV, se difundirá un video de sensibilización sobre trato a personas con discapacidad, realizado por COPIDIS
En tanto, la Cámara de Diputados impulsa la semana "Derribando barreras, construyendo accesibilidad". Hoy se llevará a cabo una mesa de trabajo para evaluar la gestión 2017 y proponer desafíos para 2018 en materia de accesibilidad, con la participación de especialistas de la Agencia Nacional de Discapacidad. A las 15, se realizará un encuentro de Turismo Accesible.

El jueves se instalarán stands de difusión de instituciones y programas temáticos de la Federación Argentina de Instituciones de Ciegos y Ambliopes (FAICA), la Fundación de Padres y Familiares de Personas Sordas para su Integración (FUNDASOR) y la Asociación para el Desarrollo de la Educación Especial y la Integración (ADEEI), entre otras.


Para participar de #MePongoEnTuLugar, se puede escribir a mepongoentulugar@snr.gob.ar. En Twitter: @SNRArgentina y en Facebook/SNRArgentina.

Padres guerreros: una iniciativa sin fines de lucro para niños y adultos con discapacidad

La construcción entre miembros de la comunidad del primer Centro Integral de Rehabilitación para chicos con diferentes discapacidades (Facebook CIANE)
Con la ayuda de profesionales, donaciones, asesoramiento y colaboración de toda una ciudad, hoy CIANE se encuentra en sus últimas etapas (Facebook CIANE)
Se organizan diferentes clases de eventos con el fin de juntar los fondos necesarios para completar la construcción del esperado centro (Facebook CIANE)

Las primeras imágenes del interior de los consultorios para niños y adultos  (Facebook CIANE)
Estos padres realizan de manera anual distintas actividades para poder lograr el tan deseado objetivo
Fue en el 2007 cuando esta iniciativa comenzó a tomar el color necesario gracias a la donación de uno de los colaboradores de un predio de dos hectáreas

Se trata del del primer Centro Integral de Rehabilitación de Tandil, y su construcción fue impulsada por 15 familias, gracias a donaciones y festivales organizados por los mismos miembros y vecinos de la comunidad
Cuando se habla de discapacidad, muchas veces la sensación de  vulnerabilidad se encuentra tan presente en lo cotidiano de quienes la padecen, como también en el núcleo familiar. Con esta idea un grupo de padres preocupados por la falta de información y asesoramiento comenzó un arduo camino en pos de buscar la ayuda de otros que se encontraban en la misma situación de incertidumbre. Así nació el proyecto hoy conocido como CIANE -una asociación formada por padres de niños excepcionales-,  y cuya inauguración promete ser un gran evento en Tandil y alrededores.

Se trata del primer Centro Integral de Rehabilitación para chicos con diferentes discapacidades que funcionará en la zona. Todo gracias al trabajo en equipo de al menos 15 padres que, con un mismo sueño, trabajaron arduamente para poder juntar el dinero necesario para lograr el objetivo desde el año 2006.
Fue en el 2007 cuando esta iniciativa comenzó a tomar el color necesario, gracias a la donación de un predio de dos hectáreas donde hoy se construye el tan esperado espacio físico para la asistencia de niños y adultos con discapacidad. Pese a que aún no existe fecha de inauguración, se estima que sus puertas abrirán este año.
“En 2006 surgió la necesidad de un lugar donde haya profesionales que puedan abordar en forma integral la tarea de rehabilitación de nuestros hijos, más allá del asesoramiento a nosotros como familia en materia jurídica, certificados de discapacidad o asesoramiento con las obras sociales. Un espacio que integre todas las cuestiones que tenés que abordar cuando tenés un hijo con discapacidad", explicó Arabela Lanz, miembro de la ONG, al Diario de Tandil.

"Primero nos conformamos como una asociación civil, y empezamos a analizar qué podíamos disponer. Nos donaron un terreno de dos hectáreas, lo escrituramos, y a partir de eso, con la ayuda de profesionales, comenzamos a construir la planta física de lo que va a ser el Centro de Rehabilitación Integral para Chicos con Discapacidad", indicó
Con la ayuda de profesionales, más donaciones y la colaboración de toda la comunidad de Tandil, hoy CIANE se encuentra en sus últimas etapas.


"Aún es incierta la fecha de inauguración. Lo que hoy nos falta es todo el equipamiento necesario para completar las salas de rehabilitación del centro", aseguró Arabela
Esta familia es una de las 15 que supieron pasar por el mismo camino y que hoy deciden ayudar a otros con sus recursos. La importancia del intercambio de experiencias puede facilitar no solo un diagnóstico en tiempo y forma, sino también anticiparse a trámites burocráticos y trabas propias del sistema a los que los padres de niños con discapacidad, lamentablemente, se enfrentan a diario.

La ejemplar historia de la primera mujer en completar una maratón con un traje biónico

Fue convocada para encender la antorcha olímpica en Londres y completó la media maratón Newcastle con 16 semanas de embarazo (Claire Lomas)

Claire Lomas, una deportista cuyo último objetivo fue recorrer 10 millas (16 km) en 24 horas en la carrera Great South Run de Londres (Twitter – Claire Lomas)
Resultado de imagen para Claire LomasResultado de imagen para Claire Lomas
Claire Lomas se destacaba en equitación, cuando un accidente la dejó paralítica. Luego de haber transportado la antorcha olímpica en los JJOO de Londres, logró conquistar la carrera Great South Run de Londres. Un ejemplo de vida que reafirma que con esfuerzo, todo es posible
Cuando de desafíos se trata, no existen límites para el ser humano. El desarrollo de la tecnología, pese a que muchas veces puede resultar un retroceso en las relaciones humanas e interpersonales, en otras ocasiones puede significar la diferencia entre la imposibilidad y el deseo de realizar un sueño. Un claro ejemplo de esto es el de Claire Lomas, una deportista cuyo último objetivo fue recorrer 10 millas (16 km) en 24 horas en la carrera Great South Run de Londres.
Con la ayuda de un traje biónico especializado, se convirtió en la primera mujer con discapacidad en cumplir la totalidad de la competencia deportiva. Luego de un trágico accidente de equitación en 2007 que la dejó paralítica, se encargó de recaudar los fondos suficientes para adquirir este traje especial que le permitió cumplir su gran sueño.

"Estoy cansada, pero todavía abrumada y conmovida por el apoyo. Espero poder dormir bien por la noche", dijo Claire a The Guardian mientras descansaba después del evento.
Este traje de £43,000 que utilizó para dicha maratón fue diseñado por el empresario israelí Amit Goffer. Su invento permite a las personas con parálisis de miembros inferiores pararse, caminar e incluso subir escaleras a través de sensores de movimiento y un sistema de computadora a bordo.

Hasta ahora ha recaudado más de £80,000 para "Spinal Research", una organización benéfica que financia investigaciones médicas en todo el mundo para desarrollar tratamientos confiables para la parálisis causada por una fractura en la espalda o el cuello. Sin dudas se trata de la historia de una luchadora cuya búsqueda de desarrollo personal y profesional no tiene ningún tipo de límites.
"Mi accidente fue hace 10 años, en mayo. Cuando pienso en ese primer año o dos, me hubiera encantado que alguien me dijera qué me deparaba el futuro; en aquel entonces, todo se sentía tan sombrío con tantos días oscuros. Me obligué a tomar pequeñas oportunidades y me ha llevado a cosas más grandes. Ha tomado muchos pequeños pasos para llegar hasta aquí", aseguró Lomas tras recibir su premio por su especial participación en la maratón.

Pero este no fue el único logro de esta heroica mujer: anteriormente fue la convocada para encender la antorcha olímpica de Londres y también llegó a completar la media maratón de Newcastle en 2016, embarazada de 16 semanas de gestación.

Pese a haber asegurado que fue unas de las tareas más difíciles de concretar, esta luchadora incansable no se rinde ante las adversidades y aún tiene muchos más objetivos por cumplir.

Los increíbles disfraces de un joven con una sola pierna


Resultado de imagen para Josh Sundquist
Resultado de imagen para Josh Sundquist
Resultado de imagen para Josh Sundquist disfrasesResultado de imagen para Josh Sundquist disfracesResultado de imagen para Josh Sundquist disfraces
Cada Halloween, Josh Sunsquist sorprende a sus seguidores con un nuevo disfraz para la ocasión. Sus mejores atuendos que fueron furor en las redes
Su nombre es Josh Sunsquist y se describe a sí mismo en sus cuentas sociales como un comediante, orador motivacional, escritor y sobre todo amante de los disfraces de Halloween.

A la corta edad de sus nueves años, Josh fue diagnosticado con cáncer de huesos y los médicos tuvieron que amputarle una pierna para que la enfermedad no continué creciendo. A sus 13 años logró vencer definitivamente al padecimiento.
Sus padres decidieron comprarle una cama elástica para que el niño pudiera desarrollar la estabilidad y que en un futuro eso no sea un conflicto en su vida.

Hoy Sundquist pertenece a un equipo de fútbol en Estados Unidos, realiza esquí profesional, gimnasia y otros deportes, ya que el joven siempre se propuso desafíos, a pesar de que muchos pensaran que iba a estar a la altura de las circunstancias

Sin embargo, a pesar de su gran historia, Josh se volvió conocido en las redes sociales ya que cada 31 de octubre, el joven se dispone a realizar disfraces junto con la ayuda de su esposa y así captan la atención de miles de usuarios que se muestran ansiosos por ver cuál será el nuevo disfraz.
El jueves 27 de octubre Josh develó cuál iba a ser su disfraz para este año y opto por Tiger, mientras que en el año 2016 sorprendió a todos con el personaje de La Bella y la Bestia llamado Lumiere:

En el año 2015, el que tuvo más éxito entre sus seguidores fue el de un flamenco. También tuvo otros éxitos como una galletita, una lámpara o incluso un spinner. Es así como Sundquist logra hacer humor a raíz de su condición y es esa misma razón por la que sus charlas inspiracionales son tan concurrida

martes, 28 de noviembre de 2017

Clínica local trae a Rosario una tecnología única en rehabilitación



El dispositivo consta de un sistema de rieles y arneses que permiten al paciente caminar de manera autónoma a lo largo de todo el gimnasio.
La Clínica Pilares del Rosario, el instituto de neurorehabilitación integral más complejo de la ciudad, incorpora a sus instalaciones un nuevo dispositivo para sus pacientes. Se trata de la plataforma Moov, que permite a los personas con discapacidad o movilidad reducida a desplazarse de manera autónoma a lo largo de todo el gimnasio de la clínica, un mecanismo novedoso y único en la ciudad.

El sistema consta de guías paralelas fijas ancladas al techo sobre las que se desliza una estructura móvil compuesta por otro conjunto de guías paralelas con rodamientos, en la que a su vez se encuentra montado un cabezal motor también móvil. De esta manera, el paciente, por medio de arneses, puede caminar por los 250 m2 en cualquier dirección y sin ayuda de terceros, lo que colabora enormemente con el proceso de rehabilitación.

“Se trata de un sistema desarrollado aquí en Argentina que está presente en dos o tres clínicas muy reconocidas de Buenos Aires y nos decidimos a incorporarlo en Rosario”, cuenta Gabriel Dobkin, director administrativo de Pilares

La plataforma otorga la seguridad de saber que el paciente no sufrirá caídas en ningún momento mientras se encuentre realizando las rutinas de rehabilitación, haciendo posible una bipedestación no supervisada o con menos personal de apoyo.

“La incorporación de esta herramienta es muy importante porque nos permite brindar una atención integral a los pacientes”, continúa Dobkin. “La plataforma Moov permite realizar una variedad de rutinas de rehabilitación que no pueden realizarse con los equipos tradicionales, a la vez que cuenta con niveles de seguridad muy elevados ya que minimiza cualquier riesgo de caída”, agrega.

La Clínica Pilares del Rosario cuenta ya con 14 años de presencia en la ciudad y sigue incorporando tecnología de avanzada, además de un personal de más de 70 profesionales de la salud que se encargan de velar por un correcto proceso de rehabilitación.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Nació con parálisis cerebral, se recibió de psicopedagoga y ayuda a chicos con problemas

Constanza Orbaiz tiene 34 años compartió su experiencia en las charlas TEDxRío de la Plata y sostuvo que la inclusión "es mucho más que construir una rampa"
En el colegio donde trabajo los chicos ya saben que hablo así. Hablo raro. Según Salvador, de 4 años, yo hablo así porque me duele la panza. Pero en realidad hablo así porque cuando nací tuve un paro cardiorespiratorio y otro más a las doce horas de nacer". El relato de Constanza Orbaiz, una psicopedagoga de 34 años que convive con una parálisis cerebral desde su nacimiento, en pocos minutos gana la empatía de un auditorio colmado por más de 10.000 chicos, que se emocionan con su relato y la aplauden de pie, muchos de ellos al borde del llanto, en las charlas TedxRío de La Plata, en Tecnópolis, el 21 de octubre pasado.
"Pareciera que la discapacidad es un espejo en el cual nadie se quiere ver", dice Constanza, que en 2013 recibió los premios Alpi y TOYP, y fue reconocida como "Joven sobresaliente de Argentina".

Cuando nació en Buenos Aires, la falta de oxígeno le ocasionó una lesión en el  cerebro que afectó toda la parte motriz. Fue diagnosticada con parálisis cerebral. "Nadie sabía que iba a poder hacer; pero lo seguro era que de poder iba a poder distinto".
En la primaria encontró muchos maestros que la acompañaron, que pudieron ver en ella "todo lo que podía hacer". Pero no faltó el otro lado. El de aquellos que pensaron que no iba poder terminar la primaria. "Preferían que esté en el fondo del aula porque no sabían qué hacer conmigo. No estaban preparados. Nadie está preparado. La discapacidad no te manda un whatsapp y te dice: 'Prepárate, llego en cinco'".

Para Constanza la única forma de estar preparados es "valorando la diversidad como parte de lo cotidiano". Es otras palabras, "valorando a cada persona por lo que puede dar".

Por eso nunca duda a la hora de describir lo que hace. "Trabajo pensando formas para que otros puedan", explicó la joven, que se desempeña como psicopedagoga en un colegio en el nivel inicial, que la llevó también a fundar el Proyecto "Desde Adentro", a través del cual difunde su mirada sobre la discapacidad.

"En la escuela donde trabajo está Miguel. Miguel tiene cinco años y le cuesta mucho quedarse sentado. Su maestra me consulta preocupada, yo lo observo y le sugiero que en vez de que esté sentado en el piso esté en una silla, para que sus pies y espalda estén apoyados y él se sienta más contenido y pueda prestar más atención… Como me pasa a mí. Y funcionó. Porque siempre funciona la mirada puesta en lo que se puede, porque en lo que no se puede, no se puede construir nada… se cae".
Constanza cuenta la tristeza que a veces atraviesa la niñez para las personas con discapacidades. "Los chicos después de la escuela tienen fútbol, danza, jockey. Pero los chicos con discapacidad tienen terapia", explicó.

Esas largas horas de terapia ella recuerda que se plasmaban en sus juegos. Así, mientras sus amigas jugaban a llevar a sus muñecas la plaza, ella las llevaba a terapia o a kinesiología. "Lo que vivís de chico te marca. Por eso es tan importante que los que trabajamos con chicos sepamos cómo tratarlos. Ante todo son chicos".

Uno de los problemas que la joven remarcó durante la charla es que durante los tratamientos los especialistas "repiten fórmulas iguales para casos distintos". "No es lo mismo estudiar sobre una pierna torcida que convivir a diario con una pierna torcida", advirtió.

En este sentido consideró que los médicos "ponen definiciones" de las enfermedades pero se olvidan de las personas. "En cuanto a la parálisis cerebral te indican fortalecer el tronco, estimular la marcha, poner ferulas, hacer cirugías… Pero ¿y la persona? ¿La miraron? ¿Saben cómo convive con sus dificultades? ¿Cuáles son sus deseos y sus temores? ¿Si son chicos respetan sus espacios de juego tan necesarios para crecer? La persona siempre es mucho más que un diagnóstico".
Cuando era chica, contó que se le acercó una monja, la miró y le dijo: "Ojalá te cures". La reacción de Constanza fue inmediata. Sin dudarlo le respondió: "Ya estoy curada. Curarme fue aprender a convivir con lo que me pasa".

Para aprender a convivir con las discapacidades hace falta, sostuvo, "generar contextos más flexibles" que "no solo pasan por construir una rampa y no taparla" sino por "crear entornos donde la persona con discapacidad pueda ser y hacer a su modo sin tener que parecerse a nadie para recibir el premio de ser incluido". "Lo que hace falta es ser simples. Hacer más fácil lo que ya es difícil", apuntó.


"No somos pobrecitos, ni tampoco somos angelitos, no somos especiales. Especiales son las pizzas. No tenemos capacidades diferentes, capacidades diferentes tienen un balde y un vaso. Somos personas con discapacidad. Personas", finalizó.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Tiene síndrome de Down, vive solo y se jubiló después de trabajar durante más de 20 años en una automotriz

La historia de Edgardo es un testimonio contundente de que la inclusión laboral de las personas con síndrome de Down es posible
Edgardo reside en el barrio porteño de Belgrano. A pocas cuadras, vive su única hermana, Georgina, quien ya publicó dos ediciones del libro “Mi hermano y yo”
Edgardo y Georgina, una relación fraternal muy estrecha y llena de apoyo y amor
“En este último tiempo aprendí a escucharlo. Una vez que mi mamá no estaba, empecé a escuchar sus necesidades”, dice Georgina
Edgardo sueña con ser como Sandro y se sabe todas las letras de sus canciones
Desde 1993, Edgardo Pezzettoni se toma el colectivo a las 5 de la mañana para encontrarse con sus compañeros en una planta de Virrey del Pino, partido de la Matanza. Luego de más de dos décadas de trabajo constante, hoy su sueño es ser un cantante romántico
Cuando Edgardo Pezzettoni cumplió tres meses de vida, sus padres se enteraron de que habían tenido un hijo con síndrome de Down. Era el año 1966, y fue un golpe de agua fría para la pareja en una época en la que el síndrome era considerado como un terrible padecimiento. Pero Edgardo creció, accedió a la educación, se levantó durante más de dos décadas a las cuatro de la mañana para ir a trabajar como ayudante en la cocina de una empresa automotriz, se acostumbró a vivir solo, y días atrás consiguió jubilarse. Su sueño ahora, a los 50 años, es ser cantante como Sandro.

"Quiero hacer otra vida que me encanta. Espero ser cantante famoso, mi gran sueño", responde Edgardo a Infobae cuando se le pregunta qué quiere hacer tras haber conseguido la jubilación. Durante los días de semana, ya empezó a ir al gimnasio, hace frontón y natación, y toma sol en la pileta. Los sábados, toma clases de actuación y participa en una obra de teatro; y los viernes se reúne con una terapista ocupacional, con la que trabaja el desarrollo cognitivo y social. La historia de Edgardo es un testimonio contundente de que la inclusión laboral de las personas con síndrome de Down es posible. Que pueden ser independientes cuando son adultos, incluso cuando sus padres ya no viven.

Edgardo reside en el barrio porteño de Belgrano. A pocas cuadras, vive su única hermana, Georgina, quien ya publicó dos ediciones del libro Mi hermano y yo, donde cuenta cómo fue la vida de ambos desde la infancia y hasta cómo se arreglaron para seguir adelante cuando murió la madre por cáncer en abril de 2010.

"Sentía que teníamos una vida rica como hermanos, y quise compartirla a través del libro con familias que probablemente teman ver el futuro por la independencia de la persona con síndrome de Down. Después de que mi mamá murió, sentí que había mucho para contar a los hermanos de personas con síndrome de Down. Intentamos ver el vaso más lleno que vacío. Edgardo hace ocho años que vive solo, con un montón de recaudos, y hemos aprendido mucho. Cada uno está en su propia casa", afirmó Georgina.
En junio de 2015, los hermanos Pezzettoni fueron invitados a compartir sus experiencias en el congreso anual de la Asociación Nacional de síndrome de Down, de los Estados Unidos, y sorprendieron a todos, ya que es uno de los pocos casos en el mundo en el que la persona con el síndrome -que consiste en una alteración genética con una copia extra del cromosoma 21- puede preservar su autonomía y no tener una dependencia absoluta de otros.

"Yo tuve papá y mamá -dice Edgardo-. Mi mamá me enseñó muchas cosas: cómo manejarme solo y cómo ir con el colectivo. Yo trabajaba como contratista para Mercedes Benz". Desde que dejó de ir a trabajar, guardó los dos relojes que lo despertaban. Ya estaba cansado por tanto esfuerzo: desde 1993 hasta septiembre pasado, Edgardo tomaba un colectivo a la madrugada hasta la planta de Virrey del Pino, en el partido de La Matanza, y volvía a su casa por la tarde.
Los padres tuvieron diferentes posturas tras su nacimiento. Para el padre, no se podía hacer nada con un hijo con síndrome de Down. En cambio, la mamá, Noemí, apostó por seguir adelante. Le enseñó el buen vestir desde chico. Lo llevó a la consulta con el pediatra Mario Socolinsky (mucho antes de que se hiciera popular en la televisión), le compró una batería, y lo integró con personas que participan en el Club Belgrano Social, donde aún Edgardo sigue yendo a hacer deportes y actuación. Lo ayudó también con los mensajes escritos en papel: "Edgar, me fui al club. Besos, mamá". Así, Edgardo aprendió a leer y escribir. Fue a la Escuela de Educación Especial N°  9, en el barrio porteño de Once, y luego al Colegio Especial N° 21 "Rosario Vera Peñaloza", que le permitió acceder a una formación laboral.

La hermana afirma que nunca sintió vergüenza de mostrar a Edgardo, en tiempos en los que se estigmatizaba más a las personas con síndrome de Down. "Cuando éramos chicos, jugábamos juntos en la playa, y nos peleábamos como todos los hermanos. Edgar es la bondad caminando. No especula con nada, ni con nadie. Siempre quiere ver contentos a los demás", comenta.
"En este último tiempo aprendí a escucharlo. Una vez que mi mamá no estaba, empecé a escuchar sus necesidades. Organizamos una vida juntos, pero separados. Era fantástico como él reaccionaba. Él es una persona grande. Tiene sus gustos. A veces soy como una madre, y otras como una hermana. Por momentos me doy cuenta de que no me necesita todo el tiempo como yo suponía".

"¿Te preocupás por tu hermana?", le pregunta Infobae a Edgardo. "Por supuesto, y si es la única que tengo", contesta. El verano pasado, Edgardo se fue en ómnibus a Córdoba y pasó allí sus vacaciones con otras personas con síndrome de Down. "Yo quiero hablar bien, para no atorarse demasiado. Si ellos no pueden, yo les enseño. Coser un botón, planchar, cocinar. Hay que moverse solo", aconseja.
La hermana lo acompaña y ayuda. Pero Edgardo ya tiene una rutina de vida bastante ordenada. "Mi mamá luchaba interiormente para dejarme una vida lo más organizada posible, aunque nunca lo habló conmigo explícitamente. Somos una familia chiquita. Solo estoy con mi marido, mi hija y mi hermano. En la independencia, estamos los dos muy cómodos", expresa.

Edgardo también practica yoga. "Me descansa un poco la mente". Y se aprende los textos de las obras de teatro. "Tengo ganas de hacer cosas. Quiero ser famoso. Que me aplaudan. Yo imito a Sandro, y sé todas sus letras".

jueves, 16 de noviembre de 2017

Una historia de perseverancia: cómo Isabelle se convirtió en campeona en trampolines sin sus extremidades

Isabelle Weall sufrió una enfermedad que la dejo sin piernas ni brazos (Daily Mail)Resultado de imagen para Isabelle Weall,
Resultado de imagen para Isabelle Weall,Resultado de imagen para Isabelle Weall,
La galesa Isabelle Weall, de 14 años, se consagró campeona nacional en trampolín y, a través de las redes sociales, se convirtió en una fuente de inspiración para miles de jóvenes con diferentes discapacidades
Luego de atravesar una infancia sufrida a raíz de un ataque cardíaco y un fallo orgánico múltiple cuando tenía siete años, la joven quien hoy tiene doce años, logró superar sus expectativas de vida y además cumplió su sueño, el de ser campeona en trampolines.

Su nombre es Isabell Weall y su historia de vida no fue nada fácil. Cuando tenía 7 años, esta pequeña de Gales sufrió un ataque cardíaco y un fallo orgánico múltiple. Tras una fuerte lucha sobrevivió, pero los cirujanos se vieron obligados a amputarle los brazos y las piernas después de que le diagnosticaran una meningitis bacteriana.

Luego de recuperarse de la cirugía, pasó dos meses en el hospital y un tiempo en silla de ruedas para después brindarle prótesis que la ayuden volver a caminar. Cinco años después, se convirtió en la ganadora de un campeonato nacional de trampolín, algo con lo que la joven soñaba hace mucho tiempo.

Su familia y amigos, que fueron testigos del empeño y esfuerzo que "Izzi", como la llaman, la acompañaron en este duro y largo proceso de recuperación y adaptación a las prótesis, para que pueda ser independiente y finalmente abandone la silla de ruedas.

"Es realmente emocionante haber ganado y me está tomando un tiempo asimilarlo", dijo Well en una entrevista con el Daily Mail. También sus padres afirmaron que era inspirador ser participe de la historia de su hija ya que no encuentran límites para su esfuerzo.

La joven de 14 años abrió un canal de Youtube, en donde comparte su día a día y además brinda consejos de maquillajes y moda buscando así inspirar a las demás jóvenes que atraviesen una situación similar demostrando que es una cuestión de actitud y voluntad


Estrés postraumático en personas con autismo: cuando los recuerdos duelen.

Los recuerdos siguieron vivos y perturbadores en los sueños invasivos y con más frecuencia cuando estaba despierto. Verbalizaba sus tem...