miércoles, 26 de julio de 2017

La provincia DE Santa Fe ya financió 22 cirugías de cambio genital a personas trans



Las vaginoplastias se realizaron en su mayoría en el Hospital Eva Perón. Cada intervención tiene un costo de entre 200 y 250 mil pesos.

En dos años, el Estado santafesino financió 22 vaginoplastias a personas trans. La mayoría de estas cirugías de modificación genital se hicieron en el Hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, donde se concentran estas prácticas. El dato resulta novedoso en el marco de la vigencia de la ley 26.743 de identidad de género y por la que al menos cuatro empleadas públicas lograron su armonización integral. Cada intervención quirúrgica tiene un costo de entre 200 y 250 mil pesos.
   Ya sea a través del hospital público o mediante la obra social Iapos, el Estado santafesino asumió la totalidad de las 22 intervenciones que permitieron a las pacientes trans la chance de modificar por completo sus genitales.
   Para ello, casi todas concurrieron al departamento de Cirugía General del Eva Perón, a cargo del plastico Aníbal Obaid. El profesional se capacitó con el experto chileno Guillermo Mac Millan y desde hace dos años comenzaron las intervenciones en la órbita de la provincia.
   El artículo 11 de la ley de identidad de género establece cambios quirúrgicos y médicos a cargo del Estado y sostenidos por las obras sociales de los pacientes.
   "En el ámbito público (Eva Perón) fueron 16 vaginoplastias, más otras 6 en sanatorios privados de Rosario. En total 22 afrontadas por el Estado", indicó Obaid a La Capital.
   El servicio inició su actividad hacia julio de 2013 con otras intervenciones de armonización corporal y hacia junio de 2015 se realizó la primera vaginoplastia en Santa Fe. Este tipo de intervenciones tiene un presupuesto aproximado de entre 200 y 250 mil pesos. Se trata de una práctica de unas 8 horas de duración con 6 días de internación hospitalaria.
   Estas cirugías reconstructivas de la identidad significan un cambio sustantivo para muchas de las pacientes. "El ciento por ciento tiene orgasmos, placer y una relación sexual plena. Hay chicas que son multiorgásmicas después de la vaginoplastia. En estas operaciones se estimula la próstata, lo produce goce y el orgasmo de fosfatasa, líquido prostático transparente y viscoso", detalló el médico.
   Entre las 22 operadas figuran las de cuatro empleadas públicas. Una de ellas es enfermera del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y otra es policía de Bomberos Zapadores.
   Con el marco legal a favor, la población trans busca seguir sus pasos. Otros 3 empleados públicos se hicieron una toracoplastia masculinizante (se sacaron las mamas) en el Hospital Roque Sáenz Peña, de un total de 7. En tanto, se colocaron unas 15 prótesis mamarias en el Centro de Espacialidades Médicas Ambulatorias (Cemar) entre pacientes sin obra social y ocho a personas con cobertura médica.
   El equipo de profesionales también está capacitado para las faloplastias. En concreto, una elongación del clítoris que deriva en un minifalo, según explicó Obaid.
Fin de la armonización
Angie Alvarez cobró notoriedad hace casi una década cuando la opinión pública conoció su historia: se trató de la primera bombera trans de la provincia.
   El 2 de diciembre pasado se sometió a una vaginoplastia y desde entonces, como le dijo a este diario, "se cumplió un gran sueño".
   Tras los trámites de rigor, la uniformada se operó en el Sanatorio de la Mujer con la cobertura del Iapos. "Al principio fue doloroso, pero conté con el apoyo de mis seres queridos que me cuidaron. La recuperación fue de unos 60 días y me autorizaron a tener relaciones. Era un sueño. Siento plenamente que tengo sexo como mujer. Y siempre me sentí atraída por los hombres", dijo. Luego de varios años de idas y vueltas, diversas parejas y tras haber pasado por una etapa como travesti en 1998, ingresó a la policía con el aspecto y el atuendo que decía su DNI.
   El paso de los años la llevó a luchar por asumir su identidad. Hubo aceptación familiar y luego en una fuerza tan compleja como la policial. En 2008 se colocó implantes mamarios y obtuvo su nuevo documento, como Angie Alvarez.
   "Es un gran reconocimiento que desde el Estado me hayan permitido operarme. Si antes del voto femenino las mujeres no existían, con las trans pasó lo mismo", reflexionó.
   Sobre el costo de su operación a cargo del Iapos, la bombera admitió que exista gente que no esté de acuerdo. No obstante, quien también está feliz, es Luciano, la pareja de Angie desde hace tres años. "Me dijo siempre que me quería como mujer y ahora está chocho", lanzó.
   Mientras ambos comparten el techo de una de las viviendas del Parque Habitacional Ibarlucea, proyectan otro sueño a cumplir: el casamiento.
   Cuando La Capital consultó a Alvarez sobre su anterior etapa como varón, la policía no dudó. "Tengo mi Facebook con fotos mías de aquella época y las presento como mi hermano, como uno más de la familia", sostuvo la trans de 45 años.
Operada y primera en obtener su DNI
Fernanda Molinari Bogetich fue la primera trans que logró su DNI en 2012. Desde hace más de 20 años es enfermera en el Heca. Jamás pensó que iba a concretar su armonización. "No hay vuelta atrás, es una decisión muy fuerte. Pero en mi caso siempre me sentí mujer y nunca usé mis genitales", dijo hoy a los 45 años y luego de haberse sometido a tratamiento hormonal e implantes mamarios, entre otras cuestiones.
   El 19 de agosto de 2016 se sometió a la vaginoplastia. Fueron cuatro días de internación. "Siempre fui inmensamente feliz, ahora lo soy más. Logré tener orgasmos, era el broche final. Confié en la ciencia y tengo fuerza de voluntad, hay que ser positiva. Me parece bárbaro que el Iapos me haya dado cobertura. En definitiva se trata de mejorar la calidad de vida de una persona y no lo veo mal. Se gasta la plata en cada cosa", dijo con entusiasmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acompañante Terapéutico o Asistente Domiciliario – Su cobertura legal

La pregunta frecuente que llega al área legal, es la siguiente:  ¿es posible la cobertura por parte de las obras sociales o prepagas de e...